CRÍTICA TEATRAL: BUEN MONTAJE MAULINO EN SANTIAGO

Una experiencia artística valiosa e interesante para el espectador santiaguino se vivirá cuando se estrene la obra “La noche más oscura de todas” (Fondart 2014).
Y no hay exageración. Muy pocas veces se tiene la oportunidad de presenciar, evaluar y apreciar producciones escénicas provenientes de regiones del país.
Obras que tienen como referencia temas propios de la localidad, creadas y producidas por compañías que integran artistas profesionales de la zona.
La ocasión llega con “La noche más oscura de todas”, de la compañía Tema Gestión Teatral, de Talca, la capital de la Región del Maule, que encabezan las autoras Constanza Pérez y Valentina Tejeda, esta última también directora del montaje.
HISTORIAS MAULINAS
Imagen foto_00000002Un crimen cometido hace 25 años es la referencia anecdótica de la obra. Y como este caso policial -más conocido como el “crimen de La Calchona”- se encuentra sin resolver, ha catapultado entre los talquinos el surgimiento de una densa nube de rumores y mitos, sospechas de mentiras, encubrimientos y corrupción.
De todo esto se nutre “La noche más oscura de todas”, de realidades y ficciones, penetrando con fuerza en el inconsciente colectivo.
Y traslada al escenario algunas hipótesis sobre un asesinato lleno de misterios y laberintos intrincados que, hasta ahora, se mantiene en penumbra total.
Sin ser teatro documental ni policial, la obra tiene como soportes informaciones periodísticas de la época y el rastreo en archivos sobre lo que se escribió sobre la muerte de María Soledad Opazo, víctima de un alevoso homicidio en las inmediaciones del canal Baeza de Talca, a metros del puente La Calchona.
A la joven madre de 17 años la encontraron muerta con cerca de treinta puñaladas y, aunque no fue violada, recibió agresiones sexuales que pudieran tener un carácter ritual.
Por este crimen fueron detenidos tres obreros jóvenes que, luego de cinco años presos, fueron dejados en libertad luego de decretarse su inocencia.
Una teoría dice que su apresamiento fue parte de un montaje para desorientar la investigación y proteger a un real sospechoso del crimen.
La obra subraya la crítica ética a la justicia y a las instituciones auxiliares por no cumplir con su deber, advirtiendo que también es un problema en la actualidad.
Sin embargo, se puede apreciar como gran aporte de la obra la intuición de un grupo de actrices para captar y recoger un universo intangible, pero real, como son las convicciones que no salen a la luz, la opinión sobre lo que no se hizo o debió hacerse en la investigación policial…
En este sentido, la obra da espacio incluso al rumor que recorre las calles, una entidad que adquiere cuerpo y se constituye en verdad oculta cuando predominan en la sociedad la mentira y la desconfianza frente a un crimen alevoso.
MÚLTIPLES RELATOS ESCÉNICOS
El crimen fue cometido en 1989 durante la afamada y siempre enigmática Noche de San Juan, una fecha que catapulta la imaginación.
En esas horas oscuras unos niños encontraron el cuerpo de una joven con múltiples y brutales heridas cortantes. Por las tonalidades de la desnudez, creyeron que era una muñeca, imagen sólida que la obra asume con fuerza desde el comienzo.
En un espacio vacío, sólo modificado a veces por alguna utilería, el relato escénico se construye a partir de una ficción establecida a través de cuadros que protagonizan tres madres.
Representan como voceras inquebrantables a la víctima, a uno de los obreros acusados falsamente del crimen y al principal sospechoso del crimen, que fue sacado del país gracias a la capacidad económica de su familia.
A través de este formato la obra va entregando información sobre los hechos de una manera algo distanciada, incluyendo el entorno político, considerando que el asesinato se cometió en los años finales de la dictadura.
Un período en que el crimen y la persecución policial mantenían los procedimientos de terror todavía imperantes a pocos meses de retornar la democracia.
La obra instala a sus personajes en un ambiente cotidiano cuyo realismo es quebrado por la ruptura de la cronología, hacia el pasado y al futuro, por el uso en momentos de un gesto actoral coreográfico y una opción que busca mostrar más que encarnar personas y hechos.
Como se apela a situaciones habitadas por gente real, el humor está presente y se topa con sentimientos tristes, esperanzas y frustraciones.
Y, por sobre todo, con cada madre defendiendo de manera irrestricta a sus respectivos hijos e hijas.
OPCIONES Y SENTIDOS
No todos los cuadros tienen la misma fuerza temática ni sentido. Mientras algunos resaltan lo anecdótico, aquellos que pueden considerarse como el núcleo de la obra se presentan con un alto nivel dramático, tanto por el aporte individual de la actriz, como por las sugerencias que propone.
Uno es el momento en que la madre del principal sospechoso que vive en el extranjero llega a hacerse un examen al hospital donde es atendida por la madre de la víctima.
En la relación de ambas mujeres de ese instante asoman lo profesional-médico, las obsesiones que abundan en sus cabezas con motivo del crimen y la terrorífica posibilidad de la venganza.
Otro momento de gran tensión es el brutal castigo de la madre de la víctima cuando sabe que ésta está embarazada. Describe un tipo de relación filial descarnado y desesperado que no es inhabitual, que alcanza fuerza y sentido.
Por supuesto, que la recreación del momento del ataque a María Soledad es el momento clave de la obra ya que sintetiza la visión más profunda de esta obra.
Entregar una voz escénica desde el universo de las mujeres y las madres es, tal vez, la arista más atractiva de esta propuesta de actrices.
Una mirada femenina (no feminista) cuyo perfil entre racional e intuitiva aporta fuerza y sutilezas al trabajo escénico.
La compañía Tema Gestión Cultural está formada por: Elenco (Valentina Soto, Carla Vergara, Claudia Vilos y Constanza Pérez), Marcela Luna (Vestuario y utilería), Francisca Burgos (Visuales), Diego Bueno (Música), Francisca Hernández (Iluminación), Josefina Franzani (Gráfica y web)
• Sala Sidarte. Ernesto Pinto Lagarrigue 131. 3, 4, 5, 10, 11 y 12 de Julio, 21.00. $ 5.000 y $ 3.000.

www.lanacion.cl